Translate

domingo, 11 de diciembre de 2016

CUADERNOS DE UNIFORMES. II REPÚBLICA ESPAÑOLA (1931-1936). LA GUARDIA CIVIL.





ISBN 978-84-617-9355-6

Acaba de ver la luz una obra dedicada a la uniformidad empleada por el Cuerpo de la Guardia Civil durante la Segunda República (1931-1936), cuyo autor es Francisco Camas Sánchez.

Dicho libro, magníficamente ilustrado por numerosas fotografías en blanco y negro así como en color, entre las que destaca sobresalientemente la selecta colección de figuras realizadas por el artista Bartolomé Macías Benitez, constituye el primer número de una serie dedicada a los uniformes usados por las Fuerzas Armadas y las Fuerzas de Orden Público españolas durante dicho periodo.

El autor rinde homenaje a la memoria del general de la Guardia Civil José Aranguren Roldán y ha dedicado varios años al estudio y recopilación gráfica de la uniformidad utilizada entonces por el benemérito Instituto. 

En su elaboración ha contado, entre otras personas, con la colaboración y aportaciones del coronel de la Guardia Civil Jesús Narciso Núñez Calvo y del teniente coronel del Cuerpo Jurídico Militar Joaquín Gil Honduvilla, ambos doctores en Historia, así como de grandes especialistas en el estudio de la uniformidad militar en general como "Mencey" de Gran Capitán, Carlos Villarroel Rodríguez y Antonio Gayúbar Puértolas; y de la uniformidad de la Guardia Civil en particular como Alfonso González Bolaños y Jesualdo Moreno Pérez, además de Eduardo Rodríguez Domínguez, depositario de la magnífica colección de fotografías tomadas por su abuelo "Dubois", durante esa época.

Editado por el autor, puede adquirirse en la Librería "Luna Nueva" de Jerez de la Frontera (Cádiz).

http://www.librerialunanueva.com/libro/la-guardia-civil-cuadernos-de-uniformes-ii-republica-espanola-1931-1936_442852

Y también en la Librería de ALMENA EDICIONES, de Madrid, especializada en Historia Militar.

https://libreriaalmena.com/epages/f2c787be-7ad4-49ec-9af0-263ed2e4f807.sf/es_ES/?ObjectPath=/Shops/f2c787be-7ad4-49ec-9af0-263ed2e4f807/Products/guarep1

Se trata del Cuaderno nº 1 de la Colección de Uniformes de la II República Española (1931-1936).

Próximas publicaciones:
  • Armada (General, Infantería, Artillería, Submarinos).
  • Aeroestación, Aeronáutica Naval y Aviación.
  • Fuerzas de Seguridad y Asalto.
  • Milicia Nacional, Carabineros y Vigilantes de Caminos.
  • Guardia Colonial de Guinea.
  • Sanidad Militar, Veterinaria y Capellanes.
  • Ingenieros, Ferrocarriles y Brigada Obrero Topográfica.
  • Ejército de África (Regulares y la Legión).
  • Unidad Indígena de Montaña - Marruecos.
  • Caballería, Carros de Asalto, Cuerpo de Tren.
  • Intendencia, Infantería y Artillería.
  • Cruz Roja.
  • Estado Mayor y Guardia Presidencial.




lunes, 31 de octubre de 2016

LOS DIRECTORES GENERALES DE LA BENEMÉRITA Y LA EXPIRACIÓN.



Artículo escrito por Jesús Núñez y publicado en "DIARIO DE CADIZ" el 13 de abril de 2015, pág. 15.


El original está ilustrado por una fotografía en blanco y negro.

ARSENIO FERNÁNDEZ DE MESA RENOVÓ LA TRADICIÓN EL VIERNES SANTO.



Sesenta años después de que la junta de gobierno de la Muy Ilustre y Venerable Cofradía de Penitencia del Santísimo Cristo de la Expiración y Nuestra Señora María Santísima de la Victoria, otorgara el título de Hermano Mayor Honorario Perpetuo al director general de la Guardia Civil, su actual titular, Arsenio Fernández de Mesa Díaz del Río, presidió la procesión del pasado viernes santo.

Desfiló acompañado del general de división Laurentino Ceña Coro, jefe de la 4ª Zona de la Guardia Civil de Andalucía y una nutrida representación de la Comandancia de Cádiz, que también es desde 1955, Hermano Mayor Honorario Perpetuo, con su jefe, el coronel Alfonso Rodríguez Castillo al frente.

Por la mañana el director general del benemérito Instituto, junto a su esposa, Fátima Sicre Romero, de origen gaditano, recibió la medalla de la Cofradía. La solemne ceremonia tuvo lugar en la iglesia castrense de nuestra ciudad que acaba de cumplir su CCL aniversario, siéndole impuesta por su párroco y capellán de la Guardia Civil, César Sarmiento González, que también es director espiritual de la Cofradía.

Vicente Rodríguez Fernández, hermano mayor de la misma, entregó seguidamente a Arsenio Fernández de Mesa un pergamino conmemorativo de ello. Y éste, a su vez, acompañado del coronel Alfonso Rodríguez, le entregó una reproducción del título expedido el 4 de marzo de 1955 por la Cofradía donde se recogía el nombramiento de hermano mayor honorario perpetuo a la Comandancia de Cádiz.

Testigos de todo ello, además de numerosos miembros de la Cofradía y del benemérito Instituto, encabezados por el general Ceña, lo fueron el subdelegado del gobierno Javier de Torre Mandri, la alcaldesa Teófila Martínez Sáiz, la teniente de alcaldesa y vicepresidenta 1ª de la diputación Mercedes Colombo Roquette, el vicario general castrense Pablo Panadero Sánchez, así como el subdelegado de Defensa, capitán de navío Vicente Ortells Polo.

El primer director general de la Guardia Civil en recibir la medalla de la Cofradía fue en 1955 el teniente general Camilo Alonso Vega, que llevaba al frente de la misma desde 1943, desplazándose a tal efecto una comisión a Madrid.

El artífice de la trascendental vinculación con el Cuerpo que organizara en 1844 el II duque de Ahumada, fue Francisco Jiménez-Alfaro Gutiérrez, párroco de San Lorenzo Mártir. Su padre, Pedro Jiménez Topete, fue teniente coronel jefe de la Comandancia de Cádiz en el periodo 1916-1918, y su abuelo Francisco Jiménez Bueno, también había ostentado dicho empleo en el benemérito Instituto.

En esa iglesia, sita en la calle Sagasta, estaba establecida canónicamente en 1955 la Cofradía, siendo dicho sacerdote el presidente nato de su junta de gobierno. Por aquel entonces la cabecera de la Comandancia de Cádiz se encontraba ubicada en el número 2 de la cercana calle Zaragoza.

En agosto de 1936 se habían trasladado allí desde el número 1 de la calle Barrocal, gracias al generoso ofrecimiento de su propietario, el filántropo gaditano Elías Ahuja Andría, que durante los primeros años la cedió gratuitamente a la Benemérita, siempre falta de casas-cuarteles, y después le puso un modesto alquiler.

Al recuperarse en noviembre de 1938 el patronazgo de la Virgen del Pilar, abolido en mayo de 1931 por la 2ª República, la Guardia Civil capitalina volvió a festejarla oficialmente a partir del 12 de octubre siguiente. Las ceremonias religiosas celebradas en su honor pasaron a realizarse en la capilla del Pilar ubicada en el interior de la citada iglesia de San Lorenzo Mártir, cuyo párroco era ya en 1939, Francisco Jiménez-Alfaro.

Y en esa fecha el capitán jefe de la 5ª Compañía que tenía su cabecera en la capital era precisamente Ángel Fernández Montes de Oca, el mismo que en febrero de 1955, siendo ya teniente coronel, mandaba la Comandancia de Cádiz cuando a ésta y al director general del Cuerpo se les nombró hermanos mayores honorarios perpetuos de la Cofradía.

Al cesar el teniente general Camilo Alonso Vega, ferrolano de nacimiento, en su cargo a fin de mayo de 1955, no pudo participar al año siguiente en la estación de penitencia de la Cofradía en Semana Santa, circunstancia que si aconteció con la mayor parte de los directores generales que le sucedieron.

De hecho hay constancia de su presencia en actos religiosos de la Cofradía, al menos, de los tenientes generales Eduardo Sáenz de Buruaga Polanco (1957-1959), Antonio Alcubilla Pérez (1959-1962), Luis Zanón Aldalur (1962-1965), Ángel Ramírez de Cartagena Marcaida (1966-1967), Luis Diez-Alegría Gutiérrez (1969-1972), Carlos Iniesta Cano (1972-1974), Antonio Ibáñez Freire (1976-1978) y José Luis Aramburu Topete (1980-1983), todos ellos procedentes del Ejército de Tierra.

Mención especial merece el primero de ellos, gran devoto junto a su esposa, de la Virgen de la Victoria, pues al recibir la petición de ayuda económica para sufragar el coste de su palio, dispuso el 17 de enero de 1959, la aportación de 150.000 pesetas. Esta cantidad importantísima para la época, pues el sueldo mensual de un guardia civil de entonces era de unas 500 pesetas, permitió su adquisición, portando el mismo desde entonces el emblema del benemérito Instituto.

En aquellas Semanas Santas que por alguna razón no podían venir a desfilar los directores generales, solían ostentar su representación los subdirectores generales, habiendo constancia al menos de la presencia de los generales de división de la Guardia Civil, Roger Oliete Navarro, Enrique Serra Algarra y Francisco Javier Cereceda Colado.

El primero había sido jefe de la Comandancia de Cádiz entre 1944 y 1952 y había representado al director general, siendo general jefe de la 1ª Zona (Sevilla), cuando la Cofradía entregó el 29 de marzo de 1959 a aquella, una bandera nacional para el entonces recién inaugurado y hoy desaparecido acuartelamiento ubicado en el número 10 de la avenida de San Severiano.

Y el último, desfiló en la Semana Santa de 1984, siendo habitual que las comisiones y escoltas de la Comandancia de Cádiz se vieran reforzadas hasta entonces con la participación del escuadrón de caballería, de la banda de música y escuadra de gastadores del Colegio de Guardias Jóvenes de Valdemoro.

Por ello ha sido tan emotivo y trascendental para la Cofradía, la presencia y participación en la estación de penitencia de la Semana Santa de este año, del actual director general del benemérito Instituto, Arsenio Fernández de Mesa, también de origen ferrolano. Además ha sido el primero de los seis de naturaleza civil que han ejercido dicho cargo hasta la fecha en renovar la tradicional presencia, como hermano mayor honorario perpetuo, de quien ostenta la máxima autoridad del Cuerpo, en la Semana Santa gaditana.



sábado, 24 de septiembre de 2016

LEGISLACIÓN Y NORMATIVA SOBRE BANDOLERISMO EN LA GUARDIA CIVIL (1844-1894): MEDIO SIGLO VELANDO POR EL ORDEN Y LA LEY.


Durante los próximos días 21, 22 y 23 de octubre del presente año (2016), tendrán lugar las II Jornadas sobre el bandolerismo en Andalucía.
Estas Jornadas se celebrarán en el Museo del Campo Andaluz, sito en la localidad de Alameda (Málaga).
El evento comenzará el viernes 21 de octubre, con la proyección de la película “Llanto por un bandido”, del director Carlos Saura, tras la que tendrá lugar una charla-coloquio.
No obstante, la apertura oficial de las Jornadas se realizará el sábado 22 a las 10:00 horas, estando prevista su inauguración bajo la presidencia del Director General de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa Díaz del Río.
Una vez inaugurado oficialmente el evento, comenzará el ciclo de conferencias. La primera de ellas correrá a cargo del Doctor en Historia D. José Manuel Navarro Domínguez, con el título de “La debilidad de las fuerzas de orden público en la comarca de Los Alcores (campiña sevillana) en la primera mitad del siglo XIX
El mismo día 22 y tras la conferencia de inicio se podrá visitar una exposición de uniformes de la Guardia Civil bajo el título “El Servicio Rural de la Guardia Civil. 172 años de historia”, de las colecciones privadas de Alfonso González Bolaños y Jesualdo Moreno Pérez, cuya inauguración está prevista que tenga lugar sobre las 11:15 horas.
Uno de los ponentes será el Coronel de la Guardia Civil y Doctor en Historia, D. Jesús Narciso Núñez Calvo, que impartirá la conferencia titulada “Legislación y normativa sobre bandolerismo en la Guardia Civil (1844-1894): Medio Siglo velando por el orden y la ley”, el domingo 23 a las 12,30 horas, con la que se clausurarán las jornadas.
La inscripción para poder asistir a las mismas terminará el día 20 de octubre, siendo el número de plazas limitado.


martes, 6 de septiembre de 2016

EL MUSEO NAVAL DEL CARIBE EN CARTAGENA DE INDIAS.


Artículo escrito por Jesús Núñez y publicado en el nº 48 correspondiente al mes de Septiembre de 2016, de la Revista "ARMAS INTERNACIONAL", págs. 84-89.

El original está ilustrado por treinta fotografías en color.




Aquellos lectores que conocen Colombia saben de sobra que no sólo es uno de los países más hermosos de Hispanoamérica sino que también es donde se habla el mejor español del mundo.

Aunque tal vez ello hoy día no hubiera sido así, si hace 275 años en Cartagena de Indias, un teniente general, hoy diríamos almirante, de la Armada española no hubiese infringido a los británicos la mayor y más humillante derrota de su historia.

Nuestro héroe se llamaba Blas de Lezo y Olavarrieta, nacido en la localidad guipuzcoana de Pasajes el 3 de febrero de 1689 y perteneciente a una muy ilustre familia de marinos españoles, ...


miércoles, 31 de agosto de 2016

ISABEL AZCÁRATE RISTORI (1923-2016).


Obituario escrito por Jesús Núñez y publicado en "DIARIO DE CADIZ" el 31 de agosto de 2016, pág. 14.

El original está ilustrado por una fotografía en blanco y negro.

Isabel, o mejor dicho “Uca”, que era como la llamábamos todos los que le conocíamos y queríamos, nos ha dejado a los 92 años de edad en la madrugada del 30 de agosto, cuando se encontraba en una residencia de Madrid.

Su desaparición no es sólo una triste e irreparable pérdida para familiares, amigos, alumnos y lectores sino también para la cultura gaditana, andaluza y española.

Fue una mujer fuerte, muy fuerte, y no sólo de carácter, que de eso tenía mucho, pero mucho, al igual que destilaba inteligencia, franqueza, bondad e ironía a borbotones.

Su vida, como la de muchas mujeres de su generación, no fue nada fácil. Nació en San Fernando, “la Isla”, como ella siempre decía, el 24 de octubre de 1923, en el seno de una familia numerosa.

Su padre, Tomás Azcárate García de Lomas, marino de guerra, había sido fusilado sin juicio previo al inicio de la Guerra Civil en los fosos de Puerta de Tierra, junto a Francisco Cossi Ochoa, presidente de la Diputación de Cádiz, y otros compañeros de infortunio. Su delito fue permanecer leal al gobierno de la República.

Su madre, María Josefa Ristori Álvarez, tuvo la ingente tarea de sacar adelante a los nueve huérfanos que quedaron: Tomás, José María, Mª del Carmen, Isabel, Juan, Manuel, Gumersindo, Teresa y Luis. El mayor de 18 años y el pequeño de 3.

Fue precisamente Isabel quien junto a su madre, despidió con un beso a su padre en la fatídica tarde del 18 de julio de 1936, cuando salió de la vivienda familiar, sita en la 2ª planta del nº 18 de la calle Valverde para dirigirse al gobierno civil y no regresar jamás.

No fue desde luego una adolescencia fácil pero ello no le arredró lo más mínimo. Desde temprana edad deslumbró por su innata sagacidad e inteligencia. De casta le venía y de hecho su abuelo, Tomás Azcárate Menéndez, fue director del Observatorio de Marina y gracias al alcalde Antonio Moreno ostenta una calle en la Isla; su bisabuelo Patricio Azcárate Corral fue fundador y director de la Biblioteca Filosófica; y su tío Gumensindo, fue uno de los fundadores de la Institución Libre de Enseñanza, junto a Francisco Giner de los Ríos y Nicolás Salmerón, amén de presidente de la misma, tras el gaditano Segismundo Moret.

Isabel, tras cursar estudios primarios en el colegio isleño de la Compañía de María, pasó al Instituto de Enseñanza Media de Cádiz, el “Columela”, donde obtuvo el titulo de bachiller con uno de los mejores expedientes académicos de la época. De hecho, el suyo fue públicamente exhibido en la exposición "Mujeres: Gaditanas y trabajadoras", que realizó el Archivo Histórico Provincial en marzo de 2012.

Tras obtener brillantemente la licenciatura en Filosofía y Letras, en la sección de Pedagogía por la Universidad Complutense de Madrid, se doctoró en la Universidad de Barcelona con la tesis “El Monasterio de la Enseñanza de Barcelona de 1645-1876”.

Y como eso de ser pioneras tiene su trascendencia y justo reconocimiento hay que decir que Isabel, además de un largo periodo como religiosa en la Compañía de María y misionera en Perú, fue la primera mujer que se matriculó en la Facultad de Historia de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, donde tras licenciarse sobresalientemente obtuvo su segundo doctorado, siendo el título de su tesis “La Enseñanza de los Jesuitas en Cádiz”.

Miembro de la Real Academia de San Romualdo de Ciencias, Letras y Artes de San Fernando, fue una investigadora, comunicadora y escritora infatigable e inexequible al desaliento. 

Autora de numerosos libros, artículos, ponencias y conferencias, destacan entre los primeros “Una niña regidora honoraria de la ciudad de Cádiz”, presentado por la alcaldesa Teófila Martínez en el salón de plenos del ayuntamiento capitalino así como “El Seminario Conciliar de San Bartolomé de Cádiz, 1589-1800”.


Isabel, “Uca”, no sólo nos ha dejado un gran legado en lo cultural y un gran vacío en lo personal sino también un testimonio excepcional de vida y lucha. Hasta el último de sus días.


- o o 0 o o -

UCA AZCÁRATE

Artículo escrito por Enrique Montiel y publicado en su columna "Calle Real" de "DIARIO DE CÁDIZ" el 4 de septiembre de 2016.


Adiós, semana, te has llevado a dos amigos, a dos personas muy queridas. Has traído mucha tristeza a mi vida. Primero a José Luis Espósito, tan de mi familia, tan amigo y tan bueno. Y luego a Uca Azcárate. Demasiado para tan poco tiempo, y sin saber nada. La iglesia de San Francisco llena a rebosar a las 10 de la mañana dice bien del aprecio que la ciudad sentía por el General de División de Intendencia de la Armada José Luis Espósito. Lo de Isabel Azcárate lo supe por un extraordinario artículo, uno más, de Jesús Núñez, doctor en Historia y Coronel de la Guardia Civil. Había fallecido en Majadahonda, Madrid. De pronto sentí su alegría, su entusiasmo, su liberalidad, su honradez intelectual, su cristianismo lúcido y valiente. En la red han recordado el triste episodio del fusilamiento de su padre, el Capitán de Fragata Azcárate, en los fosos de las murallas de Cádiz. Tomó partido por la República cuando el alzamiento y lo pagó con su vida. Muchos de los detalles de aquel luctuoso suceso lo supimos por ella, otros no nos lo dijeron quizás porque no tuvieron las pruebas. Porque el Capitán de Fragata Azcárate no era culpable de cosa alguna, salvo de la lealtad a la República, que no quiso traicionar, antes al contrario. 

Fue el episodio terrible de la niña Isabel Azcárate, su madre y sus hermanos. El recuerdo de aquellos días de hondo luto eran recordados sin rencor ni odio alguno. Quizás esta experiencia traumática le sirvió para vivir una vida de gran lucidez, ya desde su niñez de alumna de la Compañía de María, cuyo carisma sintió hasta el punto de tomar los hábitos de esta institución religiosa fundada por Santa Juana de Lestonnac, por quien guardó toda su vida una profunda devoción por la labor emancipadora de la mujer a través del estudio y la educación, motor del pensamiento de la santa fundadora. 

Logró por sus méritos intelectuales que la Compañía de María la enviara a estudiar a Roma, en donde se licenció y doctoró, lo cual fue un verdadero acontecimiento que le sirvió… para que acabara de misión en Chile, creo recordar. Su pasión investigadora le fue obstaculizada en su Comunidad religiosa, de la que se desvinculó una vez vuelta a España, ingresando en la Universidad de Cádiz, donde se jubiló como profesora de la Facultad de Ciencias de la Educación.

Imposible resumir aquí sus publicaciones, sus estudios, sus intervenciones en la Academia de San Romualdo, de la que era académica de número. Porque ahora mismo sólo veo su entusiasmo por la vida, por la gente; su alegría desbordante, su generosidad, su cercanía y su irreductible liberalidad. La libertad fue su pasión, el Evangelio su guía y la Iglesia su madre y maestra.

Se nos han ido dos isleños grandes, adiós semana, no vuelvas ...


lunes, 8 de agosto de 2016

CONFERENCIA-DEBATE ACTOS CONMEMORATIVOS LXIX ANIVERSARIO DE LA EXPLOSIÓN DE CÁDIZ (1947-2016).




Organizados por el Instituto Español para la Reducción de los Desastres (IERD), www.ierd.es, en coordinación y colaboración con la Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Cádiz, se van a celebrar el 18 de agosto de 2016 una serie de actos conmemorativos con ocasión del LXIX  Aniversario de la Explosión de Cádiz (1947-2016).


Entre ellos están la proyección de un vídeo y la conferencia-debate previstos para la tarde (20:00 horas) de ese mismo día en la Casa de Iberoamérica. 

Intervendrán los investigadores de dicha Catástrofe, www.laexplosiondecadiz.es, José Antonio Hidalgo Viaña, José Marchena Domínguez, Miguel Ángel López Moreno, Miguel García Díaz, Jesús Núñez Calvo y José Aparicio Florido, presidente del  IERD.

Jesús Núñez es autor de los siguientes artículos sobre dicha temática:

LA EXPLOSIÓN DE CÁDIZ DE 1947. ¿ACCIDENTE O SABOTAJE?. Artículo publicado en el "DIARIO DE CADIZ" del 18 de agosto de 2001, págs. 12-13.

EL AUXILIO DEL ARSENAL DE LA CARRACA EN LA EXPLOSIÓN DE 1947. Artículo publicado en "DIARIO DE CADIZ" el 18 de agosto de 2003, pág. 10.

LA "BENEMERITA" EN LA EXPLOSION DE CADIZ DE 1947. Artículo publicado en la Sección "Historia" de la Revista profesional "GUARDIA CIVIL", núm. 713, correspondiente al mes de septiembre de 2003, págs. 70-73.

LA INFANTERÍA DE MARINA EN LA EXPLOSIÓN DE 1947. LA HEROICA ACTUACIÓN DEL TENIENTE CORONEL ANTONIO RISTORI FERNÁNDEZ. Artículo publicado en "DIARIO DE CADIZ" el 18 de agosto de 2005, pág. 16. 

LA EXPLOSIÓN DE CÁDIZ: UNA CATÁSTROFE ANUNCIADA. Artículo publicado en "DIARIO DE CADIZ" el 18 de agosto de 2008, págs. 10 y 11.

LA CATÁSTROFE DE CADIZ Y EL CHALET DEL GENERAL VARELA. Artículo publicado en "DIARIO DE CADIZ" el 18 de agosto de 2013, pág. 15.

viernes, 5 de agosto de 2016

EL MEMORIAL "GRANMA" EN LA HABANA.


Artículo escrito por Jesús Núñez y publicado en el nº 45 correspondiente al mes de Junio de 2016, de la Revista "ARMAS INTERNACIONAL", págs. 82-85.

El original está ilustrado por trece fotografías en color.

Fue inaugurado el 1º de diciembre de 1976 como parte de la conmemoración del XX Aniversario del desembarco del grupo de revolucionarios liderados por Fidel Castro para dar inicio a la denominada “Guerra de Liberación Nacional”, ...

EL MUSEO DE LA REVOLUCIÓN EN LA HABANA.


Artículo escrito por Jesús Núñez y publicado en el nº 43 correspondiente al mes de Abril de 2016, de la Revista "ARMAS INTERNACIONAL", págs. 76-82.

El original está ilustrado por veintiséis fotografías en color y cuatro en blanco y negro.


Para muchos españoles hablar de Cuba es hablar de España y para muchos cubanos hablar de España es hablar de Cuba. Hay muchos lazos todavía, y no sólo históricos, culturales y sociales, sino también de sangre, entre España y Cuba, ...

TRES DÍAS DE JULIO.



Entrevista en el Documental TRES DÍAS DE JULIOproducido por el servicio de vídeo de la Diputación Provincial de Cádiz y con guión de Santiago Moreno Tello, que fue estrenado a las 22,00 horas del 18 de Julio de 2016 en el palacio provincial, con motivo de conmemorarse el LXXX Aniversario (1936-2016) de la sublevación militar en la ciudad de Cádiz.

< ‘Tres días de julio’ muestra en 54 minutos lo ocurrido en la ciudad de Cádiz las horas previas al golpe de estado del 18 de julio de 1936, así como lo acontecido hasta el momento en que la capital gaditana sucumbe a los sublevados la mañana del domingo 19.>


El documental completo puede visualizarse en el siguiente enlace:


https://www.youtube.com/watch?v=CfSjmcqjoe4

EL PAPEL DE LA COMANDANCIA DE LA GUARDIA CIVIL EN LA PROVINCIA DE CÁDIZ DURANTE EL GOLPE DE ESTADO DE 1936 Y LA GUERRA CIVIL.




Con ocasión de la 67ª Edición de los Cursos de Verano de la Universidad de Cádiz (UCA), organizados por su Vicerrectorado de Responsabilidad Social, Extensión Cultural y Servicios, procederé en el marco del Curso: 

“GOLPE DE ESTADO, GUERRA CIVIL Y REPRESIÓN FRANQUISTA EN LA PROVINCIA DE CÁDIZ. ACTUALIZACIÓN DE SU ESTUDIO 80 AÑOS DESPUÉS”, 

a impartir, a las 11,00 horas del próximo 20 de julio, en el Edificio Constitución 1812 (antiguo Cuartel de Artillería "La Bomba"), ubicado en el Paseo de Carlos III nº 3 de Cádiz, la conferencia titulada:

El papel de la Comandancia de la Guardia Civil en la provincia de Cádiz durante el golpe de Estado de 1936 y la Guerra Civil. 

Dicha conferencia estará basada en el análisis, estudio y conclusiones de mi tesis doctoral defendida el pasado mes de enero en la UNED, siendo la primera vez que se exponga públicamente desde entonces.

Para más información sobre dicho Curso y resto conferencias, consultar el enlace 


miércoles, 15 de junio de 2016

IN MEMORIAM GENERAL DE BRIGADA DE LA GUARDIA CIVIL FRANCISCO AGUADO SÁNCHEZ.


 Artículos dedicados a la memoria del insigne 
Historiador de la Guardia Civil
fallecido en Almería el 15 de enero de 2002

Artículo escrito por Jesús Núñez y publicado en la Revista de Historia Militar del Siglo XX "SERGA", nº 16 (marzo-abril/2002). 
El original está ilustrado con una fotografía en color.

El pasado día 15 de enero de 2002 ha fallecido de causas naturales en Almería el insigne Historiador y General de Brigada (en situación de 2ª Reserva) de la Guardia Civil, Francisco Aguado Sánchez.

El General Aguado era autor de numerosísimos artículos y trabajos de carácter histórico sobre el benemérito Instituto y otras cuestiones militares así como de la magna obra "Historia de la Guardia Civil", que consta de 7 tomos; y de los libros "El Duque de Ahumada, fundador de la Guardia Civil"; "La Guardia Civil en la Revolución Roja de octubre de 1934"; "El Maquis en España"; o "El Maquis en sus documentos", entre otros.

Gracias a su etapa de Jefe del Servicio de Estudios Históricos de la Guardia Civil, el benemérito Instituto pudo recuperar gran parte de su Historia.


------------------------------------------------------

Artículo escrito por Jesús Núñez y publicado en la Sección "Cartas" de la Revista profesional "GUARDIA CIVIL" correspondiente al mes de febrero de 2002.


La Guardia Civil ha perdido a su Historiador


El pasado día 15 de enero falleció en Almería, la tierra que le vio nacer, el General de Brigada, en situación de 2ª Reserva, Francisco Aguado Sánchez, colaborador durante muchos años de esta Revista y primer director-fundador de la “Revista de Estudios Históricos de la Guardia Civil”, creada en 1968 y desgraciadamente desaparecida veinte años después. 

Curiosamente el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire mantienen sus revistas periódicas de carácter histórico mientras que nuestro Cuerpo dejó de publicarla, al parecer por motivos económicos, en 1988.

El General Aguado era autor, además de numerosos artículos y trabajos, de diversas obras de gran interés para nuestro Instituto, destacando entre ellas “Historia de la Guardia Civil”, compuesta por siete tomos, editada en 1984 por CUPSA Editorial y Editorial Planeta; “El Duque de Ahumada, fundador de la Guardia Civil”, biografía reeditada por el Cuerpo desde 1969 en varias ocasiones, habiendo sida declarada oficialmente de utilidad para el mismo; “La Guardia Civil en la Revolución Roja de octubre de 1934”, editada en 1972 por el Cuerpo; “El Maquis en España”, editada por Editorial San Martín en 1975; o “El Maquis en sus documentos”, editada también por San Martín en 1976, habiéndose realizado varias ediciones de ambas.

Su inquietud y amor por recuperar, mantener viva y difundir la gloriosa historia de nuestro Cuerpo le animó a propugnar la creación del Servicio de Estudios Históricos en 1968, del que fue su primer jefe durante varios años, así como que desde entonces se elaboraran por las Comandancias las memorias históricas anuales, al objeto de que no volvieran a perderse aquellos hechos y gestas protagonizadas por la Guardia Civil.

Si bien es cierto que nuestro Instituto ha tenido historiadores casi desde su fundación, el General Aguado ocupa un puesto de honor entre ellos, pues gracias a él y a todos los guardias civiles que trabajaron bajo sus ordenes en el Servicio de Estudios Históricos o como colaboradores desde las Comandancias, hoy la Guardia Civil tiene una historia que contar, leer y difundir así como un importante puerto desde el que nuevas generaciones de investigadores e historiadores pueden zarpar y seguir navegando, todo ello para honor y gloria de los que día a día y noche a noche, con abnegado espíritu de servicio y sacrificio, fueron sus verdaderos protagonistas: Los guardias civiles.

martes, 14 de junio de 2016

SEMBLANZA DEL COMANDANTE DE INFANTERÍA INDALECIO NÚÑEZ DE OLAÑETA (Madrid, 1896 - Paterna,1936)


Semblanza familiar escrita el 2 de julio de 2002 por Jesús Núñez.


Don Indalecio Núñez de Olañeta nació Madrid el 9 de julio de 1896. Era hijo de Don Francisco Núñez Quijano, por entonces Alférez de Navío (futuro Contralmirante) y de Doña Dolores de Olañeta Gordo.

Ingresó en la Academia de Infantería de Toledo el 5 de septiembre de 1914 en donde cursó sus estudios como Cadete hasta el 25 de junio de 1917, fecha en la que obtuvo el empleo de 2º Teniente, denominación que por la ley de 29 de junio de 1918 pasó a llamarse Alférez. Durante su estancia en la Academia su conducta fue calificada de "Sobresaliente" haciéndose constar expresamente en su Hoja de Servicios.

Su primer destino fue al Regimiento de Infantería Zamora nº 8 de guarnición en El Ferrol en el que permaneció hasta fin de febrero de 1919, pasando seguidamente destinado al Regimiento de Infantería del Ferrol nº 65 con residencia en la misma ciudad. 

Al ascender pocos meses después al empleo de Teniente pasó destinado al Regimiento de Infantería Melilla nº 59, de guarnición en la citada plaza africana, inmersas por aquel entonces en las campañas de Marruecos. Pronto quedó anotado en su Hoja de Servicios el concepto de "Valor Acreditado", participando en numerosos combates al frente de sus soldados.

En enero de 1921 marchó a la Escuela Central de Gimnasia para realizar el curso de profesor pero cuando siete meses después acontecieron los trágicos sucesos del "Desastre de Annual" pidió inmediatamente la baja del mismo para regresar a Melilla donde habían muerto gran parte de sus compañeros, volviendo a prestar el servicio de campaña. 

Un año después fue destinado al Regimiento de Infantería León nº 38 en donde permaneció hasta su ascenso a Capitán en agosto de 1924. Tras un breve destino hasta febrero del año siguiente en el Batallón de Montaña Lanzarote nº 9 de guarnición en la citada isla canaria, marchó destinado al Batallón de Cazadores de Africa nº 9 en Larache volviendo a participar en las campañas de Marruecos y acreditando de nuevo su valor al frente de su compañía hasta el final de las mismas, habiéndosele concedido entres otras medallas, tres cruces del mérito militar con distintivo rojo.

Con la pacificación del Protectorado fue destinado en enero de 1928 al Regimiento de Infantería Segovia nº 75 y dos meses después al Regimiento Tarragona nº 78 en donde permaneció hasta julio de 1931 en que pasó al Regimiento nº 3 de Oviedo. 

En septiembre del año siguiente fue destinado al Regimiento de Infantería Guadalajara nº 10 de guarnición en Valencia en donde le sorprendió el inicio de la Guerra Civil cuatro años después, uniéndose al Alzamiento, siendo detenido junto al resto de los oficiales, ingresado en el barco-prisión "Legazpi" y asesinado con ellos el 29 de agosto de 1936. Al finalizar la contienda y tras la resolución del correspondiente expediente fue ascendido al empleo de Comandante y condecorado.

El 8 de junio de 1923 se casó en Madrid con Doña María Josefa Quixano Bausá, quien falleció en Madrid en 1986, sin que hubieran tenido descendencia. Don Indalecio fue no obstante en 1933 padrino de bautizo de su sobrino Don José Mª Núñez García, actual Coronel de Intendencia de la Armada retirado, e hijo de su hermano, el entonces Teniente de Navío Don Narciso Núñez de Olañeta, que fue asesinado en Mahón el 3 de agosto de 1936 siendo Comandante del Submarino "B-1".

SEMBLANZA DEL TENIENTE GENERAL HIPÓLITO FERNÁNDEZ PALACIOS (Cavite,1895 - Zaragoza,1965).



Semblanza familiar escrita el 2 de septiembre de 2005 por Jesús Núñez.

Don Hipólito Fernández Palacios nació en Cavite (Filipinas) el 10 de septiembre de 1895. Era hijo de Don Hipólito Fernández Gumila, quien llegó a alcanzar el empleo de Coronel de Artillería de la Armada y de Doña Pilar Palacios González.

Inició su carrera en la Milicia el 25 de mayo de 1911 como soldado voluntario del 2º Regimiento de Infantería de Marina en El Ferrol desde donde se presentó al año siguiente a los exámenes de la Academia de Infantería del Ejército en Toledo, ingresando en la misma como Cadete el 1 de septiembre de 1912, pasando así a formar parte de la histórica XIX Promoción más conocida como "Promoción Varela" al pertenecer a la misma el bilaureado Capitán General y Ministro del Ejército José Enrique Varela Iglesias. Dicha Promoción contabilizaría 30 años después, como consecuencia de las Campañas de Marruecos y la Guerra Civil, un total de 285 muertos de los 472 oficiales que la formaban.

El 24 de junio de 1915 obtuvo el empleo de 2º Teniente y su primer destino fue al Regimiento de Infantería "Zamora" nº 8 de guarnición en El Ferrol en el que permaneció hasta fin de mayo de 1917, pasando seguidamente destinado al 2º Regimiento de Infantería de Marina de El Ferrol y formando parte, ya como Teniente, del Batallón Expedicionario que por entonces participó en las Campañas de Marruecos quedando desde entonces anotado en su Hoja de Servicios el concepto de "Valor Acreditado".

En noviembre de 1919 se incorporó al Regimiento de Infantería Africa nº 68, de guarnición en Melilla, donde continuó participando en las campañas hasta que en agosto de 1922 ya como Capitán pasó al Regimiento de Infantería Guipúzcoa nº 53, de guarnición en Vitoria donde permaneció sólo un mes y otro más en la Sección de Contabilidad de la Base Naval de El Ferrol. 

En octubre fue destinado al Batallón de Cazadores de Madrid nº 2, volviendo a las campañas de Marruecos hasta fin de enero de 1924 en las que continuó hasta el final de las mismas formando parte del Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas nº 1 de Tetuán, acreditando su valor en combate en numerosas ocasiones, concediéndosele entre otras condecoraciones dos Cruces de María Cristina y tres Cruces del Mérito Militar con distintivo rojo.

Durante la Guerra Civil, ya como Comandante, mandó el 3º Tabor de Regulares de Tetuán combatiendo en diversos frentes, siendo recompensado con numerosas condecoraciones, destacando entre ellas la Medalla Militar Individual por los méritos contraidos en el paso del río Jarama el 12 de febrero de 1937 y la Medalla Militar Colectiva por méritos contraidos en Brunete, Teruel, Levante y Cataluña así como el ascenso a Teniente Coronel por méritos de guerra.

En mayo de 1940 fue destinado a mandar la Mehal-la Jalifiana de Gomara nº 4 hasta que ascendió a Coronel el 13 de octubre de 1942 mandando sucesivamente los Regimientos de Infantería nº 4, nº 5 y nº 44 hasta que el 25 de abril de 1952 ascendió al empleo de General de Brigada siendo destinado a Las Palmas de Gran Canaria como Gobernador Militar y Jefe de Tropas. 

En mayo de 1956, tras ser ascendido el 27 de abril a General de División, fue nombrado Gobernador Militar de Zaragoza y Subinspector de la 5ª Región Militar. En marzo del año siguiente se le confirió la Jefatura de la Agrupación Especial de Costa de Rías Bajas y el Gobierno Militar de Pontevedra, que desempeñó hasta finales de septiembre de 1959, siendo ascendido al empleo de Teniente General por decreto de 10 de septiembre de 1963 pasando a la Reserva hasta su fallecimiento acontecido en Zaragoza el 20 de junio de 1965.

El 18 de abril de 1923 se casó en La Graña (La Coruña) con Doña María Sofía Núñez de Olañeta, naciendo de dicho matrimonio seis hijos: Hipólito, que casó con Dolores Barber Ortega; Francisco Javier que casó con Mª Antonia Aurusa Alabau; José Mª que casó con Ela Martínez Umpiérrez; Juan Antonio, que casó con Olga Acosta Domínguez; Mª Dolores que casó con Abelardo Benito Pedregal; y Pilar, que casó con José Miguel Caballero Díaz.